Remedios caseros para bajar la fiebre

La fiebre es una señal de malestar más que una enfermedad en sí misma; es la respuesta natural del cuerpo a una infección. Las temperaturas elevadas aumentan las defensas inmunológicas. De hecho, las investigaciones demostraron que bajar la fiebre artificialmente interfiere con el proceso curativo.

Toma en cuenta que en el caso de los niños de menos de ocho años y, en especial, en los bebés, la fiebre es un indicador muy discutible de la severidad de la enfermedad. Los pequeños pueden estar muy enfermos aún con temperatura baja o normal. Por el contrario, pueden estar contentos y activos mientras están con bastante fiebre. Evalúa la enfermedad de tu hijo a través de su conducta, no según lo que indique el termómetro.

fiebreLa fiebre aumenta la necesidad de líquidos del cuerpo y suele provocar deshidratación, la cual, por sí misma, puede elevar la temperatura. Por lo tanto, bebe mucho líquido.

La fiebre incrementa también el ritmo metabólico. Puedes suplantar estas pérdidas energéticas con comidas nutritivas si el apetito lo permite, y en el caso de que el paciente sea un niño, dándole suplementos vitamínicos.

En general no es recomendable tomar medicinas que bajan la temperatura. De hecho, a veces es mejor dejar que la fiebre siga simplemente su curso.

Muchos médicos recomiendan acetominofeno cuando las temperaturas exceden los 39 grados y causan molestias y agotamiento físico. Por otro lado, no es muy recomendada la aspirina, en especial durante malestares virósicos. Consulta con tu médico antes de dar o tomar cualquier remedio para bajar la fiebre.Las mejores hierbas para la temperatura alta son:

El cálamo, suele ser buena cuando hay una fiebre por resfrío, efectivo cuando se está pálido, con temblores y frío.

El saúco y el milenrama ayudan en este tipo de fiebres pues incrementan la transpiración y hacen que el cuerpo se vaya enfriando a sí mismo. Si los diaforéticos (sustancias que ayudan a sudar) no alivian el malestar, utiliza hierbas que contengan salicilato, como corteza de álamo, pensamiento, corteza de sauce blanco o pirola.

Las semillas de avena, cálamo y manzanilla son útiles para el relax; las dos últimas con propiedades tanto reductoras de la fiebre como tranquilizantes.

La pasionaria ayuda a mejorar el insomnio que muchas veces causa la fiebre.