Aprende mucho más sobre la psoriasis pdf

Muchas veces me he encontrado con gente que piensa que las enfermedades relacionadas con la piel se acercan más a intereses estéticos que otra cosa. De hecho, teniendo en cuenta que la gran mayoría de los tratamientos para los problemas de la piel no tienen ningún tipo de cobertura por los seguros médicos, cabe pensar que incluso los seguros piensan así.

Sin embargo, existen enfermedades que deben ser tenidas en cuenta, porque además afectan a la salud general de aquellas personas que la sufren. Una de las más populares es la psoriasis.

Esta enfermedad se presenta mediante brotes que se manifiestan a través de rojeces y erupciones cutáneas que llegan incluso a presentarse en forma de escamas.

Pueden afectar a cualquier región del cuerpo, llegando en ocasiones a presentarse incluso en las uñas.

Nadie está exento de padecer esta afección en la piel, aunque es más frecuente que aparezca en aquellas personas que se incluyen en el siguiente rango de edad (15-35 años).

No tienes que temer si te relacionas con alguien que tiene esta enfermedad, ya que no puedes contraerla a través de contagio. Del mismo modo, si la padeces no la transmitirás a otras personas.

Aunque se tiene la convicción de que es una enfermedad hereditaria de padres a hijos.

También se ha descubierto que la psoriasis es una enfermedad autoinmune, el sistema inmunitario de nuestro organismo ataca por error y destruye el tejido corporal sano.

La psoriasis puede ser peor en aquellas personas que tienen el sistema inmunitario debilitado, como en personas que sufren enfermedades como por ejemplo el SIDA.

Hoy puedes consultar en alguna página web especializada para conocer más sobre psoriasis pdf.

Tipos de psoriasis

psoriasis pdfExisten 5 tipos de psoriasis fundamentalmente:

– Eritrodérmica: en este caso el área de enrojecimiento de la piel es bastante extensa.

– En gotas: aparecen entre rojas y rosadas.

– Inversa: enrojecimiento e irritación de la piel en axilas, ingles …

– En placa: aparecen parches gruesos cubiertos por escamas.

– Pustular: aparecen ampollas de color blanco que están rodeadas de piel enrojecida.

Normalmente el diagnóstico de la enfermedad se puede hacer a través de la observación de la piel, aunque también se suelen practicar biopsias de alguna zona en concreto.