Agua: salud y bienestar a nuestro alcance

El 60% de nuestro peso total es agua. Con todo, eliminamos agua de modo sistemático y constate a través de la orina, la transpiración e, incluso, la respiración.

Por ése motivo debemos mantener nuestras reservas de este preciado líquido vital en estado óptimo.

Beber suficiente agua en el transcurso del día es fundamental para nuestro organismo, así como para todos los procesos metabólicos relacionados con el aparato digestivo, el procesado de las sustancias nutritivas, etc.

El agua colabora en la hidratación y elasticidad de la piel, favorece la lubricación propia de las articulaciones, facilita el tránsito intestinal, y colabora en el buen funcionamiento del organismo.

 

¿Cuánta agua necesita nuestro organismo?

Filtro de agua domésticos

La cantidad estimada de agua que nuestro cuerpo necesita estaría entre los 6 y los 10 vasos repartidos convenientemente en el transcurso del día.

Un vaso de agua con una rodaja de limón es el mejor de los digestivos, como también lo sería una infusión a base de hojas de laurel.

Debemos evitar en lo posible las bebidas gasificadas y edulcoradas, muy agradables al paladar, pero nada recomendables para la salud.

Cabe recordar que beber mucha agua durante las comidas, especialmente si está fría, ralentiza el proceso de digestión de los alimentos.

 

Filtros de agua domésticos

Filtros de agua domésticosEl agua que mana de nuestros grifos domésticos suele estar sometida a tratamientos de potabilidad y estrictos controles sanitarios. Dependiendo de la zona en la que vivamos el nivel de dureza del agua puede condicionar su sabor y agresividad a consecuencia de la alta presencia de cloro.

El consumo elevado de cloro se ha relacionado con diversas enfermedades, por lo que deberíamos evitar en lo posible su consumo si no contamos con medidas preventivas de filtrado.

Existen en el mercado filtros de agua domésticos muy efectivos en base a distintos procesos químicos. La depuración y supresión, no sólo del cloro, sino de todas las bacterias e impurezas presentes en el agua corriente protege definitivamente nuestra salud.

Si deseamos consumir con toda confianza el agua con la que se nos abastece, nada mejor que instalar en nuestro grifo uno de los muchos filtros de agua domésticos existentes.