Desfibrilador zoll: una oportunidad a la vida

Seguramente conozcas el caso de alguna persona fallecida por un ataque al corazón o algún problema relacionado.

Son muchísimos los casos de personas que han fallecido porque los servicios sanitarios no consiguieron llegar a tiempo. Y el consuelo de la familia casi siempre es “era su destino”. Sin embargo, muchas veces se ha demostrado que el ser humano puede cambiar el destino, somos dueños del destino, y a no ser que sea algo que no tenga solución por mucho que lo estudiemos, a veces si podríamos hacer algo.

Prevenir antes que arrepentirnos

desfibrilador zollEn cuanto a los problemas cardíacos, existen personas más propensas a padecer este tipo de problemas, es cierto, pero algunas ni tan siquiera saben que lo son. Para las que si lo saben o son personas que se consideran en grupos de riesgos, sería de mucha utilidad tener un desfibrilador zoll en casa. Aunque para muchos parezca descabellado.

Como mínimo es fundamental que todas las personas se conciencien que los problemas de salud relaciones con el corazón en muchas ocasiones no dan la cara hasta que no es tarde, no está demás tener en casa un aparato para medir la tensión arterial cada cierto tiempo y controlárnosla. Al igual que compramos un peso para controlar nuestro peso y saber si hemos engordado o adelgazado, por qué no comprar tensiometro para saber si nos encontramos bien en cuanto a nuestra salud cardiovascular. Son aparatos muy económicos que deben estar presentes en todas las casas, es una cuestión de salud.

Estos desfibriladores son muy sencillos de utilizar y cumplen una misión muy clara: salvar la vida de una persona sin que tengamos que lamentar nada. Es muy buena idea tener uno de estos aparatos en casa del mismo modo que podemos tener un extintor o un botiquín de primeros auxilios.

Pero otros lugares donde no puede faltar son por ejemplo un puesto de socorro en piscinas o playas. Se da por hecho que en este tipo de puestos suelen estar bien equipados para socorrer a personas ante determinados peligros. Pues bien, estos desfibriladores poseen un tamaño ideal para tenerlos cerca. Su usabilidad es bien sencilla, por lo que hace falta poco más que leer las instrucciones.

Características básicas de un desfibrilador

desfibrilador zollExisten tamaños para adultos y para niños y su precio ronda los 1500 euros. Un precio nada desorbitado si lo que vamos a conseguir es salvar una vida.

De hecho tener un aparato de estas características tendría que ser casi obligatorio para todos, pues aunque desgraciadamente la vida a algunos no les dé la oportunidad de ni tan siquiera poder pelear en una reanimación, a otros sí que se la da y con uno de estos aparatitos le damos la posibilidad de pelear.