clinica-dental-barcelona_Ml

El cuidado de tus dientes, cuestión de salud

clinica-dental-barcelona_Ml

No es solo un tema de estética. Una bonita sonrisa puede ser tu mejor carta de presentación, pero, además, el cuidado de la boca es una cuestión de salud. Una higiene bucodental correcta, que incluya visitas periódicas al odontólogo, puede evitar múltiples molestias y enfermedades. Nuestra boca y nuestros dientes requieren atención específica porque de los cuidados que les prestemos depende, en gran medida, nuestro bienestar futuro.

Nacemos con ellos y los cambiamos a los pocos años de vida. Son los dientes, piezas únicas y fundamentales para algo tan básico como nuestra propia alimentación y también para algo no menos importante: nuestra imagen personal. Seguir unas mínimas normas de higiene bucodental desde edades bien tempranas y acudir al especialista cuando sea necesario, son las dos medidas que garantizan que nuestros dientes gozarán de buena salud durante muchos años.

Las claves para mantener una boca sana

La salud de tu boca depende ante todo de ti y de los hábitos adquiridos que puedan contribuir a su cuidado. El cepillado de los dientes es un gesto sencillo pero elemental para mantener dientes y encías en óptimas condiciones. Acostumbrar a los niños a cepillarse los dientes en cuanto tengan la edad adecuada es lo mejor que puedes hacer para prevenir problemas bucodentales en los más pequeños.

Además, ante cualquier molestia o anomalía relacionada con la boca, niños y adultos deben acudir a la consulta del dentista para evitar complicaciones posteriores.

Una boca sana siempre parte de una buena higiene bucodental que debe basarse en las siguientes premisas que conviene recordar:

  • El cepillado dental después de cada comida es imprescindible para evitar la acumulación de bacterias y la formación de sarro. “Lavarse” los dientes es algo que cuesta muy poco y aporta múltiples beneficios para tu salud.
  • Ese cepillado debe hacerse de la manera adecuada, durante al menos dos minutos e incluyendo o solo los dientes sino también: encías, lengua y laterales de la boca.
  • Un colutorio puede ser el complemento ideal a un cepillado correcto. El hilo dental es, también, una buena ayuda, pero debe utilizarse solo en momentos puntuales.
  • Como consejo más que saludable, morder una pieza de fruta, por ejemplo, una manzana, es una magnífica idea para incrementar la fortaleza y la “auto limpieza” de unos dientes sanos y bonitos.

Tratamientos dentales: por qué y para qué

Visitar periódicamente al odontólogo es algo que debería resultar incuestionable. Prevenir o corregir problemas frecuentes, desde una simple caries, hasta una dolorosa inflamación de las encías (gingivitis) tiene sencilla solución, pero siempre que se acuda a tiempo.

Si crees que tu boca y/ o tus dientes necesitan una revisión en profundidad o un tratamiento específico, acude a alguna clínica dental en Barcelona o en cualquier otro lugar y ponte en manos de profesionales que puedan diagnosticar el origen del problema y aportar la solución más acertada.

No hay que olvidar que, a veces, los cuidados habituales que realizas a diario no son suficientes para mantener tu salud bucodental y puedes necesitar el asesoramiento y la intervención de especialistas capaces de indicarte el mejor tratamiento.

Ortodoncia, implantología, periodoncia, odontología estética… los actuales tratamientos poco tienen que ver con los de hace algunas décadas. Si te preocupa tu boca, acude a un especialista que analice tu caso y te ofrezca soluciones específicas, por ejemplo:

  • Implantología. Sustituir un diente “perdido”, eliminado su raíz para que no se convierta en un problema en un futuro cercano y puedas proteger, así, al resto de piezas dentales cercanas es lo que se consigue con los actuales tratamientos de implantología dental.
  • Fundamental a la hora de evitar disfunciones y anomalías derivadas de una posición anormal de los dientes y de una oclusión (mordida) incorrecta, algo especialmente importante en el caso de los niños.
  • Endodoncia. Nada hay más urgente que suprimir el dolor que puede llegar a causar un nervio inflamado que transcurre por los conductos de las encías. Eliminarlo y sellar esos conductos para evitar cualquier tipo de infección es cuestión prioritaria.
  • Periodoncia. Los tratamientos incluidos en esta especialidad de la odontología son de máxima importancia por su carácter preventivo ante otras complicaciones que pueden llegar a ser realmente serias. Su acción se centra en las encías, en los huesos y en los tejidos que dan forma a nuestra propia boca y dentadura. Salud y estética van de la mano en esta disciplina.

No hay duda de que cuidar nuestra boca siempre merece la pena porque la salud bucodental es tan importante como la de cualquier otra parte irremplazable de nuestro organismo. Recuerda acudir siempre a profesionales reconocidos para tus revisiones y tratamientos porque hablamos de algo tan básico como la salud y el bienestar.