Mente

¿Está pasando una reunión difícil? Prepárate mentalmente usando los consejos

Todo profesional del trabajo ha tenido al menos una vez en su trayectoria profesional alguna situación en la que haya tenido que enfrentarse a una reunión extremadamente difícil en el trabajo. Tal reunión podría involucrar un proyecto difícil, un caso crítico de un cliente, evaluaciones, un conflicto de personal, un desacuerdo con un colega o incluso una reunión relacionada con el desempeño con su gerente. ¿Cómo puedes prepararte y mantenerte mentalmente fuerte para poder afrontar de la mejor manera una situación tan compleja?

Aquí hay algunas estrategias para mantenerse mentalmente fuerte y prepararse para reuniones cruciales en el trabajo:

1. Vigilancia del canal

Para asegurarse de estar mentalmente preparado, tranquilo y a cargo antes de una reunión importante, es crucial asegurarse de estar bien preparado. Tenga una buena noche de sueño antes del día de la reunión. Comenzar el día temprano puede ser útil.

Pensar durante treinta minutos puede ayudar a despejar la mente; puede ayudarlo a resolver sus pensamientos y equilibrarlos. Enfocar la invención antes de cualquier reunión crítica puede ayudarlo a abordar el día con energía fresca y serenidad.

2. Prepárate bien para la reunión con anticipación

No irías a ninguna reunión sin preparación, pero requiere más preparación que la habitual para una reunión que tiene una consecuencia añadida. Estructurar sus pensamientos e ideas de manera lógica y ordenada; tome notas si es necesario. Piensa en todos los escenarios que se pueden desarrollar durante la reunión y prepara tu actividad mental para cada uno de ellos.

Puede ser útil considerar las opiniones de los demás participantes en la reunión durante algún tiempo. Analice sus posiciones objetivamente y prepárese mentalmente para entrar en la reunión con curiosidad y no a la defensiva. Asegúrese de enumerar todo lo que está tratando de decir en puntos y asegúrese de hacer más preguntas en lugar de hacer comentarios finales.

3. Ten una meta pero sé flexible sobre los posibles resultados

Si bien es importante asistir a una reunión importante con un objetivo en mente, prepárese para escuchar activamente y analizar críticamente los puntos de vista disidentes. También debe estar dispuesto a comprender el punto de vista, la experiencia y el punto de referencia de la otra persona y estar dispuesto a comprometerse, si es necesario, para llegar a una solución mutuamente aceptable. El propósito de la mayoría de las conversaciones es asegurar la comprensión. Aplique una actitud flexible en la conversación para permitir un intercambio positivo efectivo.

4. Activa tus habilidades de escucha

A menudo, el problema en nuestra comunicación es que escuchamos una respuesta, no la entendemos. Sea paciente y haga preguntas relevantes y significativas para expresar empatía y comprensión de los puntos de vista de otros participantes. Intenta no confundir tu cabeza con la de la otra persona compartiendo sus pensamientos. La escucha activa puede ayudarlo a resolver las diferencias al comprender profundamente las perspectivas dispares y ayudarlo a encontrar puntos en común más rápidamente.

5. Esté preparado para pensar en soluciones

Puede acercarse a una reunión crítica con un objetivo final en mente, pero la lluvia de ideas puede requerir un resultado positivo para llegar a un compromiso que sea aceptable y mutuamente beneficioso. Puede pensar que tiene una solución perfecta para el problema, pero pensarlo con otros lo ayudará a encontrar una solución que sea aceptable para todos. Participe abiertamente en la discusión, explore situaciones y soluciones y llegue a una conclusión conjunta que funcione bien para todos.

estrés laboral

6. Comienza con una postura cooperativa y respetuosa

Tenga a gusto sus prejuicios y nociones preconcebidas sobre las otras personas involucradas en la reunión. Póngase en contacto con la reunión desde un sitio colaborativo y respete a todos los involucrados. Deje a un lado todos los prejuicios y acérquese a la reunión con una mente abierta y objetiva. Sea expresivo y tenga en cuenta las diferencias de opinión. Incluso si no llega a una solución amistosa, siempre sea respetuoso.

7. Maneja tus emociones

Existe la posibilidad, en una reunión difícil, de que las emociones aumenten en algún momento. Por lo tanto, es vital que te revises a ti mismo de vez en cuando, y si sientes que estás reaccionando bruscamente, tómate un momento para concentrarte en ti mismo y echar un vistazo profundo. Luego vuelva a enfocarse y aborde la reunión de manera objetiva y desanimada. Es importante controlar sus emociones y mantener la calma y la concentración. Asegúrate de ser respetuoso y profesional y evita los ataques personales a toda costa.

Mi Salud al día

Nos esforzamos en recomendarte lo mejor para Un cuerpo sano, una mente feliz y un espíritu vigorizado. Seleccionamos nuestro contenido de una serie de médicos y expertos en fitness, para que nunca te lleves a engaño. Sabemos lo que quieres y prometemos filtrar la basura y dejar que elijas sólo lo que quieres saber.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba