Hongo de los pies – ¿A qué se debe su aparición?

El hongo de los pies es una de las infecciones más frecuentes en el ser humano. Las estadísticas señalan que, de cada 10 personas, 7 de ellas llegarán a sufrir en cualquier momento de su vida de tiña podal, o lo que se conoce como pie de atleta. Esta se caracteriza por la presencia de ardor, escozor y picazón, generalmente en la zona que rodea los dedos. A simple vista, se observa como un sarpullido escamoso y es la más común de los contagios fúngicos que atacan las extremidades inferiores.

La humedad en los pies es la principal causa de su aparición, debido a que trae consigo la proliferación de gérmenes y bacterias. La abundante sudoración y el uso de calzados completamente sellados que no permiten la transpiración del pie, es la combinación idónea para que los hongos colonicen y proliferen en esa zona.

Las personas que normalmente lo padecen son los deportistas y atletas. De allí deriva su nombre común. Ellos por su actividad física, llegan a tener los pies continuamente húmedos. El calzado que habitualmente emplean suele ser cerrado, permitiendo, de esta manera, el escenario perfecto para el desarrollo de este tipo de afección micótica.

Ahora bien, cualquier persona no envuelta con el mundo de los entrenamientos y las disciplinas deportivas, no está exenta de padecer de hongo de los pies, pues una mala higiene, caminar descalzos en ambientes contaminados o no combatir la excesiva sudoración con productos indicados para ello, son las vías para contraer esta infección que es de fácil contagio.

Aparte del conocido pie de atleta, existe el hongo llamado tiña de uña, el cual ataca de manera crónica y progresiva. Ambas infecciones requieren de atención especializada para su control y definitiva curación. Por tal razón, se recomienda, en caso de padecer cualquiera de estas infecciones acudir a centros especializados para su debida atención.

hongo de los pies