¿Cómo tratar el hongo de los pies?

Cada parte del cuerpo debe ser cuidado con especial atención, incluyendo aquellas que se creen que no lo requieren, como por ejemplo los pies. Nos llevan de un lado a otro, pasan muchas horas cubiertos por calcetas; incluso, algunos tienden a estar húmedos por exceso de sudoración. Esto puede traer como consecuencia el indeseable hongo de los pies.

hongo de los pies

Afectados por el hongo en los pies

Los hongos de los pies afectan a personas de todas las edades, desde madres, estudiantes, abuelos o deportistas. Por esta razón, hay que estar atentos para no pasar por alto los microorganismos que tanto daño hacen.

Las micosis de los pies tienen diferentes formas de presentarse, desde verrugas o papilomas (VPH), pasando por erupciones supurantes. Aunque solo se evidencien callos y durezas, hay que prestar atención.

Todas estas diversidades son empeoradas por la humedad y la sudoración, causando molestias como escozor, ardor y en muchas ocasiones mal olor. Pero, afortunadamente hoy en día se cuenta con especialistas podólogos, que en las clínicas de pies prestan el servicio de quiropedia, aplicando tratamientos simples pero asertivos para eliminar por completo este tipo de micosis.

En el caso de los callos y las durezas hay que tener siempre presente el peligro de generar una herida, a la hora de eliminarlos por cuenta propia. Eso, a su vez, podría tener como consecuencia infecciones delicadas para el área plantar o de los dedos.

Por tal razón, al momento de comprar el calzado es preciso saber hacer la elección indicada, no se debe comprar uno que presione el pie y lo maltrate. Tampoco usar telas que no permitan que el pie pueda transpirar de forma natural y en caso de visitar  piscinas o el mar, se tiene que dar  prioridad a la higiene en todo momento.  

Finalmente, tal y como una mujer está atenta a los cuidados de su cabello, asimismo, se debe hacer con los pies para que los molestos hongos no sean parte de la vida de las personas. Este tipo de previsiones es parte de la belleza y salud integral.

Clínica Vitacura – Mejora tu condición física y aumentarás tu rendimiento

La medicina deportiva es fundamental para aquellos que han decidido implementar una disciplina física como parte de sus rutinas o estilo de vida. Eso sí, sobre todo los deportes de alto impacto, requieren una observación periódica de la condición de músculos y articulaciones. Así pues, apartar una cita en la clínica Vitacura del grupo Clínica Alemana es una excelente decisión si quieres revisarte.

Es probable que todo comience de manera informal y unas pocas veces al mes; pero en la medida que creces en habilidades, la práctica constante va produciendo cambios en tu cuerpo. En efecto, esto puede decantar en consecuencias de otros tipos que vale la pena revisar.

Clínica Vitacura

Uno de los deportes más populares hoy por hoy tiene que ver con los corredores o con el entrenamiento para la participación en triatlones. Ello requiere una condición física más allá de la normal y que el deportista va desarrollando poco a poco.

Se trata de resistencia pulmonar y muscular, normalmente se comienza con rutas cortas y en plano. Con el tiempo se va retando al cuerpo en rutas más prolongadas y terrenos menos estables y con pendientes.

Es probable que en medio del desarrollo del deportista algunas lesiones tengan lugar, como por ejemplo esguinces y torceduras, entre los más comunes. El protocolo inicial indica reposo; pero, sin duda alguna, las indicaciones médicas tendrán la última palabra para garantizar una recuperación realmente completa y sin riesgos de agravarse en el futuro.

Otra de las disciplinas que podemos citar es el ciclismo. También resulta muy exigente a nivel muscular y en tiempos prolongados de entrenamiento, los desgarres están a la orden del día.

Si eres de esos que disfrutan hacer actividades deportivas con frecuencia, ya sea una específica o varias, lo mejor que puedes hacer es tener a tu especialista en medicina deportiva seleccionado y listo para atenderte de forma preventiva o si te lesionas.

Dietista en Vallecas lo asesora para mejorar el hábito de comer

Si busca mejorar sus hábitos alimenticios es ideal que se asesore con un Dietista en Vallecas sobre el consumo de nutrientes, para rebajar o aumentar el peso, de acuerdo con su necesidad. Estos profesionales corrigen la manera de comer, permitiéndole no solo que se vea mejor sino que optimice su salud.

Existe una diferencia muy sutil entre el dietistas y el nutricionista, el primero es un profesional que centra su estudio en el acto de comer (establecer pautas alimentarias según el peso, altura y objetivos personales). Por su parte, el segundo se concentra en los nutrientes de la comida y cómo afectan al organismo.

El nutricionista es el profesional ideal para tratar enfermedades médicas que puedan verse afectadas por el consumo de ciertos alimentos. Mientras que el dietistas, capacita en mayor medida a la población que no padece situaciones de salud crónica, pero ambos promueven el bienestar a través de la alimentación.

Con una dieta exhaustiva es posible realizar una detoxificación corporal (eliminación de toxinas que se acumulan en el cuerpo) más profunda que la que realiza su organismo de forma natural, en beneficio de la salud. Los expertos lo asesoran de la mejor manera para lograr su objetivo personal.

 

Dietista en Vallecas

 

Qué ofrece un dietista en Vallecas

En los herbolarios encuentra a dietistas que con la fitoterapia (forma natural de prevenir enfermedades con el uso de las propiedades medicinales de las plantas) están en capacidad de ofrecerles no solo una alimentación saludable sino mejorar su calidad de vida. Incluso controla ciertas enfermedades: diabetes, hipertensión.

La innovación médica ha permitido extraer con mayor vigor las propiedades que tienen las plantas para que el ser humano las aproveche en su rutina diaria. Los herbolarios están en constante desarrollo a fin de mejorar la calidad de sus productos y servicios, en pro de la ciudadanía.

 

Uñas enterradas: problema más que estético

Las uñas enterradas parecen ser una pequeña molestia; sin embargo, podrían llegar a convertirse en un gran y recurrente problema si no se le da la atención adecuada. Estas pueden originarse debido a diferentes factores como zapatos mal ajustados, manicura mal realizada u otras afecciones.

Algunos creen que las uñas por ser estructuras duras formadas por sustancias que segrega el organismo (queratina y calcio),  y no parte de los tejidos del cuerpo, no se enferman ni requieren algún tratamiento o intervención médica. Así mismo, la mayoría cree que su única función es la de proteger las puntas de los dedos por ser delgados. En realidad ellas se encargan de la defensa de las terminaciones nerviosas que poseen las extremidades.

Incluso las cutículas cumplen un papel importante sellando las uñas para que los gérmenes del ambiente y la humedad no entren al  organismo; por ello, es recomendable no retirarlas. Es preferible suavizarlas humectando las manos con cremas hidratantes o especiales para esa zona del cuerpo.

 

Uñas enterradas

 

Causas y soluciones

Usualmente los problemas comienzan por usar zapatos muy ajustados en la punta, esto hace que el borde de los dedos reciba más presión y la piel se infecte. No solo este tipo de descuidos, cuando se arreglan los pies y las uñas, pero se cortan demasiado, la piel queda expuesta; también, al dejar redondeados los bordes, ellas tienden a enroscarse y eso las entierra en el dedo. Otra causa es el hurgar y desgarrar las uñas en sus esquinas.

Estas situaciones deben atenderse sin demora, ya que si la infección se crece podría extenderse por todo el dedo; y, en algunos casos, se agrava llegando hasta el hueso. Lo mejor es no cortar en casa las uñas enterradas, mucho menos si presenta fiebre, enrojecimiento y dolores, sobre todo si la persona es diabética o sufre de mala circulación sanguínea. Para mayor seguridad acuda siempre a un especialista en podología.

Hongo de los pies – Cómo identificarlo apenas aparece

El hongo de los pies se manifiesta en la primavera y el verano cuando hace calor o en lugares que por naturaleza están siempre húmedos, como duchas y vestuarios de centros deportivos y gimnasios o piscinas públicas. La onicomicosis que ataca a las uñas y el famoso pie de atleta (tiña) son las variedades más abundantes.

Estos tipos de hongos se multiplican a gran velocidad e invaden el pie; además son muy contagiosos por lo que, con facilidad, se transmiten a otras zonas del cuerpo de la misma persona (por contacto directo) o incluso a cualquiera que se bañe en el área o use un calzado infectado. Generalmente, producen picazón, aunque muchas veces se inician de un modo asintomático.

 hongo de los pies

Ambas afecciones son muy comunes, siendo la onicomicosis, que se aloja entre el dedo y la uña, la que exige más cuidados a la hora de eliminarse. Para identificarla hay que prestar atención al color de las superficies córneas; que, al principio toman un tono amarillento y con el tiempo se oscurecen, hasta volverse negras. La textura, por otro lado, también es un buen indicador del problema, ya que tienden a presentar un aspecto carcomido.

El pie de atleta, por su parte, puede aparecer entre o por debajo de los dedos y, en ocasiones, en cualquier área de la zona plantar. Sus síntomas serían: picor intenso y sensación de ardor; inflamación y enrojecimiento de la región afectada; mal olor; piel reseca, agrietada o descamada que podría sangrar. En los casos más serios se forman ampollas supurantes.

Dado que las primeras manifestaciones de la tiña coinciden con la piel seca, existen altas probabilidades de equivocar el diagnóstico y no tratar el problema sino hasta que la infección ha avanzado considerablemente. Las recomendaciones incluyen revisar con constancia esa sección de la anatomía, cuidar bien de las uñas y visitar al podólogo en cuanto se descubran los primeros síntomas, de manera de tratarlos con rapidez.