Ingerir probióticos herbolario para mejorar su salud

La salud es la fuente fundamental de los seres humanos para hacer sus tareas. En tal sentido, es importante que las personas realicen deportes, hagan ejercicios físicos y mentales, e ingieran alimentos balanceados. Estos últimos, deben tener los nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo requiera para su correcto funcionamiento. No obstante, en los tiempos que corren, muchas de las comidas carecen de ello, siendo necesario consumir probióticos herbolario.

Para que el organismo trabaje adecuadamente, implica la ingesta de alimentos bajos en grasas saturadas, control del consumo de azúcar, ensaladas, proteínas y elementos naturales. Ahora bien, el día a día de la sociedad limita esta buena práctica, puesto que el tiempo es considerado corto para todas las actividades que planifica. Por lo tanto, compran las denominadas “comida basura”, las cuales generan trastornos en la el intestino, flora bacteriana, colon, etcétera.

Los daños en el sistema digestivo afectan en gran medida a los seres humanos, asociado principalmente a las dietas desequilibradas, así como medicamentos que atacan a las bacterias del cuerpo (antibióticos). Los probióticos herbolarios, ayudan a controlar y/ o evitar el deterioro del intestino, a través de microorganismos que son beneficiosos y se encuentran en suplementos nutricionales.

Partiendo de lo antes expuestos, los médicos recomiendan ingerir este tipo de suplementos, ya que combaten el estreñimiento, diarrea, dolores, inflamaciones, y todos los eventos negativos atribuibles al estómago e intestino; por otro lado, favorecen la absorción de vitaminas y minerales. Los probióticos son ampliamente buscados en el mundo, en especial, los provenientes de la fermentación de bacterias, entre ellos productos lácteos como el caso del yogurt.

probióticos herbolario

Más sobre los probióticos herbolario

En el mismo orden de ideas, es necesario resaltar, que otro de los agentes causantes de los daños estomacales, es la ingesta de antibióticos, por tener componentes fuertes, que atacan a las bacterias del organismo por otras fuentes. Así mismo, el estrés que se refleja como anomalías en el cuerpo, impacta de forma negativa en el sistema inmunológico y digestivo. Por ende, es primordial que los individuos cuiden y mantengan una buena salud.

Actualmente, no solo se consumen probióticos de forma natural, constituidos por el grupo lácteo. También se encuentran sintéticos, en cápsulas, polvos y soluciones, concentrados y diversificados, de acuerdo a lo que se desea combatir. Por suerte, son de fácil y segura adquisición a través de herbolarios de confianza.

Básicamente, esos llamados probióticos herbolario son microorganismos, en modo de bactería o levadura, que tienen la capacidad de pasar al intestino delgado o al colon, alojándose “vivos”. Esto hace posible, que el espacio de la flora bacteriana esté en equilibrio, lo que evita los estragos antes señalados.

Uñas enterradas: problema más que estético

Las uñas enterradas parecen ser una pequeña molestia; sin embargo, podrían llegar a convertirse en un gran y recurrente problema si no se le da la atención adecuada. Estas pueden originarse debido a diferentes factores como zapatos mal ajustados, manicura mal realizada u otras afecciones.

Algunos creen que las uñas por ser estructuras duras formadas por sustancias que segrega el organismo (queratina y calcio),  y no parte de los tejidos del cuerpo, no se enferman ni requieren algún tratamiento o intervención médica. Así mismo, la mayoría cree que su única función es la de proteger las puntas de los dedos por ser delgados. En realidad ellas se encargan de la defensa de las terminaciones nerviosas que poseen las extremidades.

Incluso las cutículas cumplen un papel importante sellando las uñas para que los gérmenes del ambiente y la humedad no entren al  organismo; por ello, es recomendable no retirarlas. Es preferible suavizarlas humectando las manos con cremas hidratantes o especiales para esa zona del cuerpo.

 

Uñas enterradas

 

Causas y soluciones

Usualmente los problemas comienzan por usar zapatos muy ajustados en la punta, esto hace que el borde de los dedos reciba más presión y la piel se infecte. No solo este tipo de descuidos, cuando se arreglan los pies y las uñas, pero se cortan demasiado, la piel queda expuesta; también, al dejar redondeados los bordes, ellas tienden a enroscarse y eso las entierra en el dedo. Otra causa es el hurgar y desgarrar las uñas en sus esquinas.

Estas situaciones deben atenderse sin demora, ya que si la infección se crece podría extenderse por todo el dedo; y, en algunos casos, se agrava llegando hasta el hueso. Lo mejor es no cortar en casa las uñas enterradas, mucho menos si presenta fiebre, enrojecimiento y dolores, sobre todo si la persona es diabética o sufre de mala circulación sanguínea. Para mayor seguridad acuda siempre a un especialista en podología.

Hongo de los pies – Cómo identificarlo apenas aparece

El hongo de los pies se manifiesta en la primavera y el verano cuando hace calor o en lugares que por naturaleza están siempre húmedos, como duchas y vestuarios de centros deportivos y gimnasios o piscinas públicas. La onicomicosis que ataca a las uñas y el famoso pie de atleta (tiña) son las variedades más abundantes.

Estos tipos de hongos se multiplican a gran velocidad e invaden el pie; además son muy contagiosos por lo que, con facilidad, se transmiten a otras zonas del cuerpo de la misma persona (por contacto directo) o incluso a cualquiera que se bañe en el área o use un calzado infectado. Generalmente, producen picazón, aunque muchas veces se inician de un modo asintomático.

 hongo de los pies

Ambas afecciones son muy comunes, siendo la onicomicosis, que se aloja entre el dedo y la uña, la que exige más cuidados a la hora de eliminarse. Para identificarla hay que prestar atención al color de las superficies córneas; que, al principio toman un tono amarillento y con el tiempo se oscurecen, hasta volverse negras. La textura, por otro lado, también es un buen indicador del problema, ya que tienden a presentar un aspecto carcomido.

El pie de atleta, por su parte, puede aparecer entre o por debajo de los dedos y, en ocasiones, en cualquier área de la zona plantar. Sus síntomas serían: picor intenso y sensación de ardor; inflamación y enrojecimiento de la región afectada; mal olor; piel reseca, agrietada o descamada que podría sangrar. En los casos más serios se forman ampollas supurantes.

Dado que las primeras manifestaciones de la tiña coinciden con la piel seca, existen altas probabilidades de equivocar el diagnóstico y no tratar el problema sino hasta que la infección ha avanzado considerablemente. Las recomendaciones incluyen revisar con constancia esa sección de la anatomía, cuidar bien de las uñas y visitar al podólogo en cuanto se descubran los primeros síntomas, de manera de tratarlos con rapidez.

El cuidado de tus dientes, cuestión de salud

clinica-dental-barcelona_Ml

No es solo un tema de estética. Una bonita sonrisa puede ser tu mejor carta de presentación, pero, además, el cuidado de la boca es una cuestión de salud. Una higiene bucodental correcta, que incluya visitas periódicas al odontólogo, puede evitar múltiples molestias y enfermedades. Nuestra boca y nuestros dientes requieren atención específica porque de los cuidados que les prestemos depende, en gran medida, nuestro bienestar futuro.

Nacemos con ellos y los cambiamos a los pocos años de vida. Son los dientes, piezas únicas y fundamentales para algo tan básico como nuestra propia alimentación y también para algo no menos importante: nuestra imagen personal. Seguir unas mínimas normas de higiene bucodental desde edades bien tempranas y acudir al especialista cuando sea necesario, son las dos medidas que garantizan que nuestros dientes gozarán de buena salud durante muchos años.

Las claves para mantener una boca sana

La salud de tu boca depende ante todo de ti y de los hábitos adquiridos que puedan contribuir a su cuidado. El cepillado de los dientes es un gesto sencillo pero elemental para mantener dientes y encías en óptimas condiciones. Acostumbrar a los niños a cepillarse los dientes en cuanto tengan la edad adecuada es lo mejor que puedes hacer para prevenir problemas bucodentales en los más pequeños.

Además, ante cualquier molestia o anomalía relacionada con la boca, niños y adultos deben acudir a la consulta del dentista para evitar complicaciones posteriores.

Una boca sana siempre parte de una buena higiene bucodental que debe basarse en las siguientes premisas que conviene recordar:

  • El cepillado dental después de cada comida es imprescindible para evitar la acumulación de bacterias y la formación de sarro. “Lavarse” los dientes es algo que cuesta muy poco y aporta múltiples beneficios para tu salud.
  • Ese cepillado debe hacerse de la manera adecuada, durante al menos dos minutos e incluyendo o solo los dientes sino también: encías, lengua y laterales de la boca.
  • Un colutorio puede ser el complemento ideal a un cepillado correcto. El hilo dental es, también, una buena ayuda, pero debe utilizarse solo en momentos puntuales.
  • Como consejo más que saludable, morder una pieza de fruta, por ejemplo, una manzana, es una magnífica idea para incrementar la fortaleza y la “auto limpieza” de unos dientes sanos y bonitos.

Tratamientos dentales: por qué y para qué

Visitar periódicamente al odontólogo es algo que debería resultar incuestionable. Prevenir o corregir problemas frecuentes, desde una simple caries, hasta una dolorosa inflamación de las encías (gingivitis) tiene sencilla solución, pero siempre que se acuda a tiempo.

Si crees que tu boca y/ o tus dientes necesitan una revisión en profundidad o un tratamiento específico, acude a alguna clínica dental en Barcelona o en cualquier otro lugar y ponte en manos de profesionales que puedan diagnosticar el origen del problema y aportar la solución más acertada.

No hay que olvidar que, a veces, los cuidados habituales que realizas a diario no son suficientes para mantener tu salud bucodental y puedes necesitar el asesoramiento y la intervención de especialistas capaces de indicarte el mejor tratamiento.

Ortodoncia, implantología, periodoncia, odontología estética… los actuales tratamientos poco tienen que ver con los de hace algunas décadas. Si te preocupa tu boca, acude a un especialista que analice tu caso y te ofrezca soluciones específicas, por ejemplo:

  • Implantología. Sustituir un diente “perdido”, eliminado su raíz para que no se convierta en un problema en un futuro cercano y puedas proteger, así, al resto de piezas dentales cercanas es lo que se consigue con los actuales tratamientos de implantología dental.
  • Fundamental a la hora de evitar disfunciones y anomalías derivadas de una posición anormal de los dientes y de una oclusión (mordida) incorrecta, algo especialmente importante en el caso de los niños.
  • Endodoncia. Nada hay más urgente que suprimir el dolor que puede llegar a causar un nervio inflamado que transcurre por los conductos de las encías. Eliminarlo y sellar esos conductos para evitar cualquier tipo de infección es cuestión prioritaria.
  • Periodoncia. Los tratamientos incluidos en esta especialidad de la odontología son de máxima importancia por su carácter preventivo ante otras complicaciones que pueden llegar a ser realmente serias. Su acción se centra en las encías, en los huesos y en los tejidos que dan forma a nuestra propia boca y dentadura. Salud y estética van de la mano en esta disciplina.

No hay duda de que cuidar nuestra boca siempre merece la pena porque la salud bucodental es tan importante como la de cualquier otra parte irremplazable de nuestro organismo. Recuerda acudir siempre a profesionales reconocidos para tus revisiones y tratamientos porque hablamos de algo tan básico como la salud y el bienestar.

La ortodoncia y sus tipos

brackets

Cuando hablamos de la ortodoncia lo hacemos de una especialidad dentro de la odontología que se encarga de estudiar, prevenir, diagnosticar y tratar las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentales.

Existen muchos motivos para la corrección de las malposiciones dentales:

  • Mejora al masticar
  • Hacen posible una mejor higiene
  • Previene la caries, puesto que cuando mejora la higiene hay menos placa
  • Mejora del perfil pareciendo más joven
  • Se previenen los problemas de las encías
  • Te verás mejor
  • Mejora sensible de la autoestima.
  • Se evitan los desgastes dentales por mala posición

 

¿Cuáles son los principales tipos de ortodoncia?

Existen varios tipos que vamos a ver:

Ortodoncia Interceptiva

Se practica en los niños mientras tienen la dentición temporal “de leche” o mixta. Básicamente es una ortodoncia preventiva que busca impedir que haya alguna clase de maloclusión. El objetivo es contribuir de forma positiva a que se establezca una dentición permanente, funcional y estética. Busca también el erradicar malos hábitos como la succión del pulgar, morderse las uñas, etc.

Todo ello hace que sea muy importante la revisión a edad temprana entre los 4 y los 6 años o no más tarde de los 7/8 años.

 

Ortodoncia correctiva

Se produce cuando necesitamos corregir maloclusiones ya establecidas. Se dan en edad juvenil y adulta cara a resolver estas maloclusiones, estética facial y morfológica.

Actualmente hay varios tipos de esta ortodoncia, con aparatos removibles o que pueden ser fijos:

 

Aparatos removibles

El paciente se los puede quitar y poner él mismo. Están basados en aplicar una serie de presiones controladas sobre los dientes que queramos desplazar, usando algunos elementos metálicos, caso de resortes, arcos y tornillos.

Se recomiendan para la expansión de los maxilares o cuando se busca la corrección de mordidas cruzadas y apiñamientos de carácter leve. Cuenta con sus ventajas, pero también hay que ser consciente de sus limitaciones.

Aparatos fijos

En este sentido, los brackets son los más conocidos y usados. La ortodoncia fija tiene varios elementos, como las bandas, tubos de ligaduras, arcos y los propios brackets. Una vez colocados en las piezas dentales, producen la fuerza necesaria para que se puedan dar los movimientos que se desean.

Muy indicados para malposiciones, dientes rotos, cerrar espacios dentales, mala oclusión, etc.

 

Tipos de brackets

 

Vamos a ver las clases de brackets existentes:

Brackets metálicos

 

Son los más comunes y fueron los primeros que salieron al mercado.

 

Brackets zafiro

Trasparentes y donde la única parte que tienen de metal es el arco. Mejores desde el punto de vista estético y de la misma eficacia que los metálicos.

 

Brackets de porcelana

Estos brackets fueron los primeros estéticos en aparecer en el mercado. Son de color blanco opaco similares a los dientes.

 

Brackets linguales o incognito

 

Se colocan en la parte interna de los dientes. Están personalizados para cada paciente.

 

Brackets sistema Diamond

Son unos brackets que hacen posible los movimientos más rápidos, con lo que se ahorra tiempo en el tratamiento y se pueden crear más espacios para alinear los dientes, por lo que no hace falta hacer exodoncias.

No hace falta usar ligaduras, por lo que van a aparecer menos rozaduras y llagas en la boca en el tratamiento.

 

Ortodoncia invisible. Invisalign

 

Este tipo de ortodoncia consta de un sistema de alineadores transparentes que se realizan de forma personalizada para cada paciente.

Cuenta con muchas ventajas, pues pasan desapercibidos, son confortables, se pueden retirar por el paciente para la limpieza, fáciles de cepillar, etc.  Además, son muy útiles cara a mantener la estética y ritmo de vida que necesitan pacientes con vida social o de reuniones constante de trabajo, sin interferir en su rutina ni tener problemas con rozaduras o llagas.