¿Cómo tratar el hongo de los pies?

Cada parte del cuerpo debe ser cuidado con especial atención, incluyendo aquellas que se creen que no lo requieren, como por ejemplo los pies. Nos llevan de un lado a otro, pasan muchas horas cubiertos por calcetas; incluso, algunos tienden a estar húmedos por exceso de sudoración. Esto puede traer como consecuencia el indeseable hongo de los pies.

hongo de los pies

Afectados por el hongo en los pies

Los hongos de los pies afectan a personas de todas las edades, desde madres, estudiantes, abuelos o deportistas. Por esta razón, hay que estar atentos para no pasar por alto los microorganismos que tanto daño hacen.

Las micosis de los pies tienen diferentes formas de presentarse, desde verrugas o papilomas (VPH), pasando por erupciones supurantes. Aunque solo se evidencien callos y durezas, hay que prestar atención.

Todas estas diversidades son empeoradas por la humedad y la sudoración, causando molestias como escozor, ardor y en muchas ocasiones mal olor. Pero, afortunadamente hoy en día se cuenta con especialistas podólogos, que en las clínicas de pies prestan el servicio de quiropedia, aplicando tratamientos simples pero asertivos para eliminar por completo este tipo de micosis.

En el caso de los callos y las durezas hay que tener siempre presente el peligro de generar una herida, a la hora de eliminarlos por cuenta propia. Eso, a su vez, podría tener como consecuencia infecciones delicadas para el área plantar o de los dedos.

Por tal razón, al momento de comprar el calzado es preciso saber hacer la elección indicada, no se debe comprar uno que presione el pie y lo maltrate. Tampoco usar telas que no permitan que el pie pueda transpirar de forma natural y en caso de visitar  piscinas o el mar, se tiene que dar  prioridad a la higiene en todo momento.  

Finalmente, tal y como una mujer está atenta a los cuidados de su cabello, asimismo, se debe hacer con los pies para que los molestos hongos no sean parte de la vida de las personas. Este tipo de previsiones es parte de la belleza y salud integral.

Hongo de los pies – Cómo identificarlo apenas aparece

El hongo de los pies se manifiesta en la primavera y el verano cuando hace calor o en lugares que por naturaleza están siempre húmedos, como duchas y vestuarios de centros deportivos y gimnasios o piscinas públicas. La onicomicosis que ataca a las uñas y el famoso pie de atleta (tiña) son las variedades más abundantes.

Estos tipos de hongos se multiplican a gran velocidad e invaden el pie; además son muy contagiosos por lo que, con facilidad, se transmiten a otras zonas del cuerpo de la misma persona (por contacto directo) o incluso a cualquiera que se bañe en el área o use un calzado infectado. Generalmente, producen picazón, aunque muchas veces se inician de un modo asintomático.

 hongo de los pies

Ambas afecciones son muy comunes, siendo la onicomicosis, que se aloja entre el dedo y la uña, la que exige más cuidados a la hora de eliminarse. Para identificarla hay que prestar atención al color de las superficies córneas; que, al principio toman un tono amarillento y con el tiempo se oscurecen, hasta volverse negras. La textura, por otro lado, también es un buen indicador del problema, ya que tienden a presentar un aspecto carcomido.

El pie de atleta, por su parte, puede aparecer entre o por debajo de los dedos y, en ocasiones, en cualquier área de la zona plantar. Sus síntomas serían: picor intenso y sensación de ardor; inflamación y enrojecimiento de la región afectada; mal olor; piel reseca, agrietada o descamada que podría sangrar. En los casos más serios se forman ampollas supurantes.

Dado que las primeras manifestaciones de la tiña coinciden con la piel seca, existen altas probabilidades de equivocar el diagnóstico y no tratar el problema sino hasta que la infección ha avanzado considerablemente. Las recomendaciones incluyen revisar con constancia esa sección de la anatomía, cuidar bien de las uñas y visitar al podólogo en cuanto se descubran los primeros síntomas, de manera de tratarlos con rapidez.

Hongo de los pies – ¿A qué se debe su aparición?

El hongo de los pies es una de las infecciones más frecuentes en el ser humano. Las estadísticas señalan que, de cada 10 personas, 7 de ellas llegarán a sufrir en cualquier momento de su vida de tiña podal, o lo que se conoce como pie de atleta. Esta se caracteriza por la presencia de ardor, escozor y picazón, generalmente en la zona que rodea los dedos. A simple vista, se observa como un sarpullido escamoso y es la más común de los contagios fúngicos que atacan las extremidades inferiores.

La humedad en los pies es la principal causa de su aparición, debido a que trae consigo la proliferación de gérmenes y bacterias. La abundante sudoración y el uso de calzados completamente sellados que no permiten la transpiración del pie, es la combinación idónea para que los hongos colonicen y proliferen en esa zona.

Las personas que normalmente lo padecen son los deportistas y atletas. De allí deriva su nombre común. Ellos por su actividad física, llegan a tener los pies continuamente húmedos. El calzado que habitualmente emplean suele ser cerrado, permitiendo, de esta manera, el escenario perfecto para el desarrollo de este tipo de afección micótica.

Ahora bien, cualquier persona no envuelta con el mundo de los entrenamientos y las disciplinas deportivas, no está exenta de padecer de hongo de los pies, pues una mala higiene, caminar descalzos en ambientes contaminados o no combatir la excesiva sudoración con productos indicados para ello, son las vías para contraer esta infección que es de fácil contagio.

Aparte del conocido pie de atleta, existe el hongo llamado tiña de uña, el cual ataca de manera crónica y progresiva. Ambas infecciones requieren de atención especializada para su control y definitiva curación. Por tal razón, se recomienda, en caso de padecer cualquiera de estas infecciones acudir a centros especializados para su debida atención.

hongo de los pies